Sobre los TEA

Derechos

Introducción Sección Derechos

NORMATIVA EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS, DISCAPACIDAD Y TEA

Detallamos a continuación normativa de referencia internacional, europea, estatal y autonómica, tanto en materia de derechos humanos como específica del ámbito de la discapacidad y de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). 

Normativa Internacional

Declaración Universal de Derechos Humanos 

Marca un hito en la historia de los derechos humanos. Elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales, la Declaración fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, como un ideal común para todos los pueblos y naciones. La Declaración establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales que deben protegerse en cualquier lugar del mundo. Tiene por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todo ser humano, y ha sido traducida en más de 500 idiomas. 

Pactos Internacionales de Derechos Humanos

Son dos tratados internacionales adoptados en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1966. La unión de ambos pactos con sus correspondientes protocolos y con la Declaración Universal de Derechos Humanos constituye la Carta Internacional de los Derechos Humanos.

Convención sobre los Derechos de la Infancia 

Los derechos de las niñas y niños están recogidos en este tratado internacional ratificado por 195 Estados que se obligan a cumplirlos y a rendir cuentas sobre dicho cumplimiento al Comité de los Derechos del Niño. Los 54 artículos que componen la Convención recogen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños y niñas. Su aplicación es obligación de los gobiernos, pero también define las obligaciones y responsabilidades de otros agentes como padres y madres, profesorado, profesionales de la salud, investigadores y los propios niños y niñas. Destacamos su artículo 23, que hace referencia a los niños y niñas con algún tipo de discapacidad, reconociendo su derecho a disfrutar de una vida plena en condiciones que aseguren su dignidad, les permitan llegar a bastarse por sí mismos y faciliten su participación activa en la comunidad. Asimismo, reconoce su derecho a recibir cuidados especiales y asistencia adecuada orientada a asegurarles un acceso efectivo a la educación, capacitación, servicios sanitarios y de rehabilitación, preparación para el empleo y oportunidades de esparcimiento, todo ello encaminado a que logren la integración social y el desarrollo individual.

Observaciones Generales del Comité de los Derechos del Niño

El Comité de los Derechos de la Infancia adopta Observaciones Generales sobre artículos específicos y cuestiones temáticas de la Convención sobre los Derechos de la Infancia para encauzar el cumplimiento de las obligaciones que han contraído los Estados en virtud de la Convención. En 2006 publicó la Observación General de los derechos de los niños con discapacidad, con el objetivo de ofrecer orientación y asistencia a los Estados para hacer efectivos los derechos de los niños y niñas con discapacidad de una forma general que abarque todo el articulado de la Convención. Se extiende sobre la necesidad de prestarles atención especial e incluirles explícitamente dentro del marco de las medidas generales para la aplicación de la Convención. Se desarrolló al constatar el Comité la necesidad abrumadora de una especial atención a la infancia con discapacidad, 150 millones de niños y niñas en el mundo que experimentan graves dificultades para el pleno disfrute de sus derechos. 

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y Protocolo Facultativo 

Aprobados el 13 de diciembre de 2006 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, y quedaron abiertos a la firma el 30 de marzo de 2007. Se obtuvieron 82 firmas de la Convención y 44 del Protocolo Facultativo, así como una ratificación de la Convención. Nunca una convención de las Naciones Unidas había reunido un número tan elevado de signatarios en el día de su apertura a la firma. Se trata del primer instrumento amplio de derechos humanos del siglo XXI y la primera convención de derechos humanos que se abre a la firma de las organizaciones regionales de integración y supone la consagración del cambio de paradigma del enfoque de las políticas sobre discapacidad, superando definitivamente la perspectiva asistencial para abordar una basada en los derechos humanos. La Convención se concibió como un instrumento de derechos humanos con una dimensión explícita de desarrollo social. En ella se adopta una amplia clasificación de las personas con discapacidad y se reafirma que todas las personas con todos los tipos de discapacidad deben poder gozar de todos los derechos humanos y libertades fundamentales. Se aclara y precisa cómo se aplican a las personas con discapacidad todas las categorías de derechos y se indican las esferas en las que es necesario introducir adaptaciones para que las personas con discapacidad puedan ejercer en forma efectiva sus derechos y las esferas en las que se han vulnerado esos derechos y en las que deben reforzarse.

Resolución 67/82 de la Asamblea de las Naciones Unidas, de 12 de diciembre de 2012: Atención de las necesidades socioeconómicas de las personas, las familias y las sociedades afectadas por los trastornos del espectro autístico, los trastornos del desarrollo y las discapacidades conexas. 

Con esta Resolución, la Asamblea General reconoce expresamente la necesidad de promover y proteger los derechos humanos de todas las personas con TEA, asegurando la igualdad de oportunidades para que alcancen su potencial de desarrollo óptimo. Aborda explícitamente los principales desafíos a los que se enfrenta el colectivo en temas como la investigación, la concienciación social, la salud o la educación, y exhorta a los Estados a trabajar para lograr su participación plena y efectiva como miembros de la comunidad.

Resolución 62/139 de la Asamblea de las Naciones Unidas, de 18 de diciembre de 2007, sobre el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. 

Designa el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, que se viene celebrando desde 2008, para aumentar la conciencia pública sobre los TEA, a la vez que recuerda la importancia vital de la investigación y de un diagnóstico precoz y una intervención apropiada para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

Normativa Europea

Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea

Estipula en su artículo 10 que la Unión, en la definición de sus políticas y acciones, tratará de luchar contra toda discriminación por razón de discapacidad y en su artículo 19 que podrá adoptar acciones adecuadas para luchar contra la discriminación por motivo de discapacidad.

Carta de Derechos Fundamentales

​Su artículo 21 prohíbe toda discriminación por razón de discapacidad, mientras que en su artículo 26, “la Unión reconoce y respeta el derecho de las personas con discapacidad a beneficiarse de medidas que garanticen su autonomía, su integración social y profesional y su participación en la vida de la comunidad”.

Directiva 2000/78/CE del Consejo de 27 de noviembre de 2000 relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación

Representa un avance importante en la lucha por la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad en el marco de la Unión Europea, ya que obliga a los Estados miembro a establecer en sus legislaciones internas un marco adecuado de respuestas a la discriminación en el ámbito del empleo y la ocupación, ya sea a través de la protección frente al trato discriminatorio directo, como de la acción positiva frente a discriminaciones indirectas, es decir, situaciones aparentemente neutras que impidan de hecho en la práctica el ejercicio de sus derechos.

Estrategia Europea sobre Discapacidad 2010-2020: un compromiso renovado para una Europa sin barreras

Su objetivo es identificar medidas a escala de la Unión Europea complementarias a actuaciones nacionales y determinar los mecanismos para aplicar la Convención en la Unión. Se centra en la supresión de barreras, identificando ocho ámbitos primordiales de actuación: accesibilidad, participación, igualdad, empleo, educación y formación, protección social, sanidad y acción exterior.

Declaración sobre los Derechos de las personas con autismo

La Carta de Derechos de las Personas con Autismo recoge derechos a defender por la legislación propia de cada país. Fue presentada en el cuarto Congreso de Autismo-Europa en La Haya en 1992 y adoptada bajo forma de Declaración por el Parlamento Europeo el 9 de mayo de 1996.

Pilar europeo de derechos sociales

Es el eje inspirador sobre el que se está vertebrando la nueva Unión Europea. Consiste en dar a la ciudadanía unos derechos sociales más efectivos, y está basado en veinte principios que se estructuran en tres categorías: igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral, condiciones de trabajo equitativas y protección e inclusión sociales. Aprobado como una Recomendación de la Comisión Europea en abril de 2017 (no vinculante), ya ha comenzado a elaborarse normativa inspirada en estos principios y derechos para hacer real una Europa más inclusiva.

Normativa Estatal

Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social

Este RD-Legislativo refunde las hasta entonces tres principales leyes marco en la materia, actualizando y adaptando los términos, definiciones y contenidos a la Convención, lo que supone el reconocimiento expreso de las personas con discapacidad como titulares de derechos y de la obligatoriedad de los poderes públicos de garantizar su pleno ejercicio. Regula derechos como la igualdad, la protección de la salud, la atención integral, la educación, la vida independiente, el trabajo, la protección social y la participación en asuntos públicos. Regula también la Oficina de Atención a la Discapacidad o el Consejo Nacional de la Discapacidad. Además, incluye las definiciones de todos los tipos de discriminación a fin de prohibirla en cualquiera de sus manifestaciones.

Ley 26/2011, de 1 de agosto, de adaptación normativa a la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad

España ratificó la Convención y su Protocolo Facultativo el 21 de abril de 2008, entrando en vigor el 3 de mayo de 2008. Desde ese momento forma parte del ordenamiento interno, por lo que resultaba necesaria la adaptación y modificación de normativa interna para hacer efectivos los derechos que este tratado internacional recoge. A nivel legislativo se aborda a través de esta ley.

Real Decreto 1276/2011, de 16 de septiembre, de adaptación normativa a la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad

España ratificó la Convención y su Protocolo Facultativo el 21 de abril de 2008, entrando en vigor el 3 de mayo de 2008. Desde ese momento forma parte del ordenamiento interno, por lo que resultaba necesaria la adaptación y modificación de la normativa interna para hacer efectivos los derechos que este tratado internacional recoge. A nivel reglamentario la tarea de adecuación se acomete con este Real Decreto, en la línea marcada por la Ley 26/2011.

Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia

Incorpora la atención a la dependencia al sistema público de protección social de nuestro país, constituyendo un importante avance en el desarrollo de los derechos sociales en España. Tiene carácter de legislación básica estatal. La reconoce como un derecho universal y subjetivo y crea el actual Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia, conjunto de servicios y prestaciones destinados a la promoción de la autonomía personal y la protección y atención de las personas a través de un catálogo de servicios.

Estrategia Española en Trastornos del Espectro del Autismo 

Se aprueba el 26 de noviembre de 2015 por el Gobierno de España, consensuada con las tres entidades estatales que representan a las personas con TEA en España (Confederación Autismo España, Confederación Española de Autismo FESPAU y Confederación Asperger España). Es el marco de referencia en la definición de las políticas y acciones estatales, autonómicas y locales sobre las personas con TEA. Las líneas de trabajo y los objetivos previstos están orientados a favorecer el respeto a la vida independiente, la autonomía, la participación e inclusión plenas, la igualdad, la accesibilidad y la no discriminación. Estas líneas constituyen el soporte esencial para mejorar la inclusión social, la calidad de vida y la protección de los derechos de las personas con TEA. En este sentido, contempla quince líneas estratégicas con objetivos definidos para el desarrollo de medidas concretas. Cuatro de las líneas tienen un carácter transversal, dedicadas a la concienciación y sensibilización, la accesibilidad, la investigación, y la formación de los profesionales que intervienen en todo el recorrido vital de las personas con TEA, mientras que las líneas estratégicas específicas se ocupan de la detección y diagnóstico, la atención temprana, la intervención integral y especializada, la salud y atención sanitaria, la educación, el empleo, la vida independiente, la inclusión social y participación ciudadana, la justicia y el empoderamiento de derechos, el apoyo a las familias y la calidad, equidad y sostenibilidad de los servicios. Para la implantación de la Estrategia está previsto un Plan de Acción pendiente de elaboración a día de hoy.

Normativa autonomica